Tecnología y Derecho

Blog sobre Propiedad Intelectual y Derecho de las Nuevas Tecnologías

Derecho estadounidense

La guerra de los quesos: conflicto sobre marcas de certificación en EEUU

La sopa de cebolla es, quizá, uno de los más típicos y deliciosos platos que podemos encontrar en los restaurantes de Estados Unidos (la cual, cuyos orígenes se localizan en Francia, se popularizó en el país americano en los años 60). Normalmente, en su versión más auténtica, ésta se sirve en un cuenco de cerámica con una forma específica, cuya abertura se cubre con una abundante masa de queso derretido, que no puede ser un queso cualquiera, debe ser auténtico gruyere. Sin embargo, ¿esta autenticidad también requiere que el queso provenga de Francia o Suiza?

Alrededor de una docena de empresas y asociaciones industriales de Estados Unidos se encuentran sumidas en una ferviente cruzada al objeto de combatir por el derecho de poder llamar a sus quesos “gruyere” y, de este modo, poder apilarlos libremente encima de sopas de cebolla hasta el fin de los días. Sin embargo, estos significativos propósitos podrían verse truncados por una solicitud recibida por la US Patent and Trademark Office (Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos).

Concretamente, dos asociaciones empresariales -una de origen francés y otra de origen suizo- están tratando de registrar una llamada marca de certificación (certification mark) estadounidense. La marca de certificación de EEUU es algo diferente a una marca convencional, de forma que, en lugar de ser utilizada directamente, este tipo de marca confiere al titular la potestad para determinar los criterios que deben cumplirse para poder utilizarla. Estos criterios, normalmente, han de girar en torno a (i) un determinado origen geográfico, (ii) una determinada calidad, materiales o forma de fabricación, o bien (iii) la pertenencia a una organización determinada en cuyo seno se encuentran los únicos que fabrican el bien en cuestión. [Nota: en España contamos con figuras similares según los casos, como las marcas de garantía o las denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas].

Sentando lo anterior, parce evidente que el registro de esta marca les permitiría a las asociaciones empresariales anteriormente mencionadas -Syndicat Interprofessionnel du Gruyère de Francia y la Interprofession du Gruyère- controlar quién podría usar la denominación “gruyere” para referirse a queso y, claro está, otorgarían ese derecho sólo al queso producido en ciertas regiones de Francia y Suiza. La solicitud a tal efecto fue presentada en septiembre del año 2015 y no fue publicada para oposición hasta transcurrido un año después.

En este contexto, varias asociaciones y entidades estadounidenses, incluyendo el Consejo de Exportación de Productos Lácteos de los Estados Unidos, Finlandia Cheese Inc. y Wegmans Food Markets Inc., han presentado recientemente su oposición a dicha marca. A tales efectos, alegan que el gruyere es un término que se refiere únicamente a un tipo de queso, por lo que se manifiestan en contra de la afirmación de que dicha palabra implique un origen geográfico específico.

En conclusión, he aquí la temible pugna que se cierne en suelo estadounidense para devenir el futuro de las sopas de cebolla del mundo. Se dice que otros célebres lacticinios, como el Parmigiano Reggiano y el Casu Marzu, se encuentran expectantes, sin perjuicio de que no existe un acuerdo claro entre ellos sobre la cuestión objeto de controversia. Esperemos que, en todo caso, la batalla quesera se salde sin requesones, quesos frescos ni quesos batidos.

1 Comentario La guerra de los quesos: conflicto sobre marcas de certificación en EEUU

Deja un comentario