Tecnología y Derecho

Blog sobre Propiedad Intelectual y Derecho de las Nuevas Tecnologías

Derecho de las nuevas tecnologías / Derecho Informático / Miscelánea

A vueltas con la publicidad en internet (legalidad de los ad-blockers)

La importancia económica con la que cuenta la publicidad en internet es algo que, a estas alturas, no puede ser objeto de discusión alguna. Según IAB, los ingresos por este tipo de publicidad en el primer trimestre de 2015 alcanzaron los 13,3 millones de dólares, solo en Estados Unidos. Esto supone un incremento de un 16% en comparación con el primer trimestre del año anterior.

En este sentido, la publicidad en internet, al ser un medio inmediato, transformable y capaz de llegar a una cantidad innumerable de personas, se ha convertido en una de las fórmulas de publicidad más utilizadasen los últimos tiempos. De hecho, existen multitud de negocios en internet que se sustentan gracias a la publicidad. Este es el caso, por ejemplo, de una gran cantidad de blogueros o video-blogueros que directamente viven de su Blog o su cuenta de Youtube, gracias a que tienen tal cantidad de repercusión mediática que perciben unos ingresos derivados de la publicidad suficientes para hacer de ello su profesión.

Esto, por otro lado, contrasta con el hecho de que las fórmulas de publicidad no siempre son amigables en lo que respecta al usuario. De hecho, los anuncios tremendamente invasivos están a la orden del día, existiendo algunos tipos que incluso llegan a cubrir al completo la página que estás visitando. Asimismo, que un usuario se vea obligado a contemplar uno o dos vídeos completos de publicidad, antes de poder ver el que realmente desea, puede llegar a ser algo molesto.

Con la idea de eliminar esta publicidad nació AdBlock Plus, una aplicación que funciona como una extensión o plugin que se añade a un explorador de internet (como Chrome o Firefox) y que, simplemente, elimina la mayor parte de los anuncios publicitarios que se encuentran por la red. De esta manera, uno puede entrar en Youtube y abrir cualquier vídeo sin que aparezca anuncio alguno, así como entrar en “noticias jurídicas” y poder consultar el contenido de una Ley sin que tu pantalla se vea cubierta por un novedoso monovolumen familiar con innumerables bondades.

No obstante, esto tiene una doble lectura y es que, precisamente, muchos de los servicios que se nos ofrecen gratuitamente en internet se basan esencialmente en la publicidad. De esta manera, una plataforma que genere diariamente contenido, que lo mantenga actualizado o que ofrezca un servicio, sin coste alguno para el usuario, únicamente puede sustentarse mediante los ingresos generados por estos anuncios. En este contexto, ¿podría una proliferación del uso de aplicaciones como AdBlock Plus suponer un peligro para el modelo actual de muchos servicios que se ofrecen en internet?

Es bastante probable. De hecho, Adblock Plus ha sido demandada en varias ocasiones en Alemania, país de procedencia de la empresa que se encarga actualmente de su desarrollo y comercialización (Eyeo GmbH). Esto deriva sin duda de los grandes intereses tanto de empresas de internet como empresas de publicidad, pues las primeras perderían una de sus principales fuentes económicas, mientras que las segundas perderían un medio efectivo y altamente utilizado. No obstante, hasta el momento todas las sentencias han sido favorables a Eyeo y su Adblock Plus.

En este sentido, se puede advertir que no existe una base legal muy sólida sobre la cual construir un argumento para defender la ilegalidad de AdBlock o aplicaciones similares (aunque nada es imposible). Sin embargo, tampoco sería descabellado pensar que, si el uso masivo de esta clase de complementos llegase a afectar gravemente a varios sectores económicos, el legislador se plantee meter mano e introducir nueva regulación en este sentido. En cualquier caso, a día de hoy no existe una prohibición específica que afecte al modelo de AdBlock Plus, más allá de que podrían atacarse algunas actuaciones muy concretas.

De todos modos, existen algunos sitios Web que están actuando por su propia cuenta, de manera que introducen un script que reconoce si el usuario está utilizando AdBlock y, en ese caso, no te permite acceder al sitio Web hasta que ceses en el uso de la aplicación. Esto, por ejemplo, lo podemos observar los que alguna vez utilizamos la plataforma vLex, que lo tiene implementado desde hace bastante tiempo (aunque solo se puede observar si tienes suscripción) o bien en muchas otras Webs, como por ejemplo esta. Habrá que seguir, por tanto, atentos a cómo evoluciona esta cuestión, pues de ello puede depender que los modelos de negocio en internet cambien radicalmente en el futuro.

Deja un comentario